Noticias

LA PERSECUCIÓN SE INCREMENTA ESTE AÑO EN LA INDIA

Más de 25 ataques contra cristianos en la India se produjeron durante las vacaciones de Navidad, según informaron los medios de comunicación locales. Todos estos incidentes han sido confirmados por cristianos locale

«Hubo muchos daños e injusticias contra los cristianos y la iglesia durante el tiempo de Navidad y Año Nuevo en la India», dice Amos Banerjee*, colaborador local de Puertas Abiertas. «Los cristianos de la India celebraron la Navidad con miedo, debido a los ataques religiosos a las reuniones y celebraciones».

«Durante la semana de Adviento y Navidad, los medios de comunicación han informado de más de 25 incidentes, en la mayoría de los cuales se interrumpieron las reuniones y celebraciones, se destrozaron propiedades, se lanzaron falsas acusaciones de conversión y se obligó a la gente a volver a la antigua religión. En varios casos, pastores y creyentes fueron acusados erróneamente y se presentó una denuncia inventada ante la policía, lo que dio lugar a que fueran detenidos y encerrados en la cárcel. Los extremistas religiosos han estado vomitando abiertamente el odio y exigiendo leyes estrictas contra los cristianos». Justo antes de Navidad, se aprobó en la asamblea una nueva ley anticonversión en medio de protestas y oposición en el estado de Karnataka.

En la víspera de Navidad, mientras los cristianos locales celebraban un programa navideño en una escuela de Haryana, un numeroso grupo de extremistas hindúes entró por la fuerza en el recinto escolar al grito de «Jai Shri Ramۚ» (¡Salve, Señor Ram!) y «Bharat Mata Ki Ja», un lema nacionalista. Tiraron el mobiliario y el equipo de sonido, acusando a los creyentes de conversión masiva y de engañar a los dalit para que acepten a Cristo. Interrumpieron por completo el programa y se marcharon advirtiendo de las graves consecuencias que tendría la continuación de las actividades cristianas. El día de Navidad, dos hombres saltaron la valla de la iglesia del Santo Redentor y profanaron una estatua de Jesús.

«La Navidad es una celebración anual, es una rutina. Como los creyentes se involucran durante esa época en dar a los pobres y necesitados, sus actividades han sido calificadas como conversiones forzadas. También se ha detenido a pastores y creyentes. Incluso los agentes de la ley se ven influenciados, obligados y presionados a actuar contra los creyentes», continúa Banerjee.

Deja una respuesta